#Top, En los medios

Garantizar la institucionalidad, la inclusión y la seguridad para una paz sostenible propone Juan Manuel Galán.

Los acuerdos de paz no son un punto de llegada sino de partida y su sostenibilidad depende de factores como la participación ciudadana y la presencia de las instituciones donde hoy no existen, aseguró el senador Juan Manuel Galán.

En el marco del Foro Los Presidenciables 2018 organizado por el Tiempo, la Universidad del Rosario y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung , Galán hizo sus propuestas para implementar los acuerdos de paz, y cómo lograr el crecimiento de la economía colombiana.

Dijo que el acuerdo de paz es una oportunidad, pero no un punto de llegada sino de partida y que no se puede caer en el falso dilema en el que quieren hacer incurrir al país dos extremos.

Afirmó que hay un extremo según el cual el acuerdo hay que hacerlo trizas, regresar 52 años, y permanecer en la guerra, mientras que el otro modelo considera que no se puede hacer nada distinto a lo acordado en la Habana.

“Curiosamente ambos extremos coinciden en que hay que hacer una constituyente, y crear una nueva constitución para entronizar el modelo extremo que defienden” dijo.. .

Advirtió que hay una tercera vía, otro camino distinto al de esos dos extremos, una propuesta para implementar los acuerdos creando un estado local en las zonas de guerra, bajo tres pilares: la seguridad, la institucionalidad y la inclusión.

Señaló que en el primer caso, si no se garantiza la seguridad física de los habitantes en los territorios que dejan los grupos armados ilegales es imposible tener un proceso de paz estable y duradero.

“También las instituciones democráticas que no existen en esos territorios. Si no tenemos en toda Colombia un sistema electoral libre, justo, confiable, sino disponemos de un estado social de derecho, una prensa libre, y garantías para que la oposición se exprese, será imposible que el estado haga presencia territorial de paz.” enfatizó

En su opinión para esa institucionalidad se requiere la participación y la inclusión de los ciudadanos y esas son condiciones básicas para una transición efectiva y exitosa de la guerra hacia la paz.

De otro lado al referirse al ritmo en que avanza la economía colombiana, manifestó que su crecimiento es inestable y volátil porque depende de sectores como la minería, el petróleo o los recursos naturales no renovables.

“Ese crecimiento tenemos que transformarlo, en un crecimiento inclusivo y consiste en que la gente esté en el centro, que se puedan beneficiar las empresas, a todas las regiones y sectores de la economía”, sostuvo.

Consideró que para lograr ese crecimiento económico inclusivo hay que abrir nuevos mercados, fortalecer las Mipymes, (Microempresas., medianas y pequeñas empresas) empleo productivo, innovación, reducir los impuestos y gasto público y emprendimiento rural.

“El 99% de las empresas en Colombia son Mipyles y debemos fortalecerlas, las empresas deben invertir en innovación, solo el 15% lo hacen y es indispensable una fuerza laboral productiva, para acelerar el ritmo de la economía” concluyó el congresista.

27 Mayo, 2017