#Top, Regionales

Control político en Senado a situación de barras de fútbol

El Alcalde de Cali, el gran ausente

Senado de la República, 23 de agosto de 2017- Con el fin de buscar una solución a los problemas que afronta el fútbol en Colombia, se llevó a cabo un debate de control político en la Comisión Séptima del Senado, citado por su vicepresidente, el senador  Roberto Ortiz.

Ante la ausencia del alcalde de Cali, Maurice Armitage, uno de los principales citados, el senador Ortiz dejó constancia de que la alcaldía de Cali carece de claridad, de articulación y de compromiso para evitar desmanes en los eventos de fútbol y fomentar el barrismo social.

“No me parece justo que se cierren los estadios y se suspendan los partidos por culpa de unos desadaptados”, afirmó el senador Ortiz.

Del mismo modo el congresista rechazó el lenguaje violento y racista en que se expresó el alcalde Armitage respecto de los caleños afrodescendientes.

Para detectar, controlar y prevenir a tiempo este fenómeno sociocultural, el Ministro de Justicia y Derecho, Enrique Gil Botero, afirmó que se están gestando programas de prevención para tratar los fenómenos de pandillismo.  Aseveró que no se puede permitir que una pandilla, como una simple agrupación de jóvenes, estuviera automáticamente asociada a la criminalidad. Según el ministro, hay que reconocer las uniones sanas de jóvenes y separarlas de las actividades criminales que puedan tener uno o varios de sus integrantes.

Teniendo en cuenta esta situación y los índices de mortalidad y accidentes en los estadios, el presidente de la Dimayor, Jorge Fernando Perdomo, afirmó que el 65% de los colombianos considera peligroso asistir a los estadios; siendo Cali la ciudad en donde más se cometen crímenes.

La directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán, en compañía de otras entidades, propusieron la instalación de sistemas biométricos.

Así con la ayuda de la tecnología, asegura el director de Dimayor, “se está asegurando la identificación de las personas que asisten a estos eventos deportivos a través de un proceso de carnetizacion para que cualquier espectador sin acreditación, quede sin el ingreso a los estadios” .

El senador citante, Roberto Ortiz, rechazó el calificativo de barras criminales que hizo el director de la Dimayor y le pidió que, a futuro, hiciera más bien referencia a barrismo social, teniendo en cuenta que no son admisibles la violencia verbal y la concepción generalizada que estigmatiza a los jóvenes que hacen parte de las barras.

La directora de Coldeportes y el senador citante resaltaron el buen liderazgo que ha tenido la Alcaldía de Medellín, como la que más avanzado y ha dado mayor ejemplo de inversión para el barrismo social.

En representación de los líderes de las barras del América, intervino  Felipe Garcés, quien manifiestó que hay muchos acuerdos que no se han cumplido y que ellos también sufren y tienen necesidades, además exigen ser incluidos en los proyectos de políticas de desarrollo del Estado.

Los barristas se refirieron a la realización que han hecho durante años de actividades sociales con niños y con jóvenes, para impulsarlos a estudiar y a abandonar las drogas y por generar actividad económica.

También se hicieron presentes representantes de Fedefútbol, Policía Nacional, CTI, así como de las alcaldías de Medellín y Cali y líderes de las barras del América y del Deportivo Cali.

Se hizo público en el debate que la mayoría de los equipos profesionales de fútbol del país sólo iniciaron la carnetización oficial de sus hinchas en julio de este año, luego de la citación al presente control político.

24 Agosto, 2017