#Top, Opinión

“Yo quiero ser lo mejor del futuro liberal”, Luis Fernando Velasco

Con propuestas claras sobre el modelo económico, la nueva tributación en el país, el empleo y para aprovechar las oportunidades que representa el Pacífico colombiano, el senador Luis Fernando Velasco participó en el segundo Foro Los Liberales Debaten que se llevó a cabo en Cali.

Dentro de sus apreciaciones, Velasco Chaves acogió la iniciativa de su colega y también asistente al foro, el senador Édinson Delgado para acabar las Empresas Prestadoras de Servicios de Salud (EPS). “Yo no le doy vueltas, sí hay que acabar las EPS”.

Y además, señaló que al proyecto de iniciativa liberal para reducir los aportes de salud por parte de los pensionados y que objetó el Presidente Santos fue alterado. “Le metieron veneno al proyecto de las pensiones. Le jugaron sucio al pueblo colombiano. Fue preparado para que la Corte además lo tumbara por ser altamente inconstitucional”.

Coincidió en que pensionarse en Colombia es casi misión imposible y por tanto propuso que los que ganan pensiones altas tributen para mantener el fondo para las pensiones de la mayoría de colombianos.

En cuanto a las oportunidades para Colombia, a través de la cuenca del Pacífico tiene que pasar por explotar a fondo la ventaja comparativa del país como son las dos costas y que se está perdiendo. En su concepto, la industria nacional está alejada de los puertos y eso es un error estratégico y resaltó que las zonas de puertos viven en un atraso y una pobreza sin iguales.

El senador Velasco contestó además interrogantes de los medios de comunicación que asistieron al foro, como El País, entre otros.

-Cuál cree usted que deberá ser el mejor mecanismo de elección del candidato liberal a la presidencia. Ya viene el Congreso Nacional del Partido.

Yo no quiero que nos centremos en el debate del cómo, sino en el para qué. El Partido Liberal debe llegar al Congreso sin arrogancia y reconociendo realidades. Hoy los colombianos en un altísimo porcentaje no se sienten identificados con los partidos.

Si el partido defiende sus ideas filosóficas, un gran número de colombianos se identifica con ellas, pero no con el partido como tal.

Luego de reconocer eso, tiene que entender que para ser opción de poder tiene que romper la camisa del solo partido y salir a proponer una coalición de personas que piensen liberal, aunque no sean del partido liberal o de ninguno y en ese espacio invitar a intentar definir un programa que sea coherente con esas ideas y la persona que puede adelantar esa tarea.  Eso lo debe definir el Congreso Liberal que debe dar línea.

Yo estoy muy cansado de un sector dirigente de mi partido, que habla del liberalismo pero termina siendo casi que un vagón de cola de un gobierno que en materia de paz, identifica postulados liberales, pero que en materia económica se aleja de esos fundamentos liberales. Por ejemplo, con un plan de desarrollo donde se habilitó la minería en páramos y una reforma tributaria que a cambio de generar empleo para la redistribución del ingreso –pilar liberal- saca una norma alcabalera que golpea a sectores populares, la clase media, al sector industrial. Yo voté no a ambas propuestas. Por eso hay que ser coherentes, porque si uno sigue hablando de liberalismo y actuando antiliberal, pues los ciudadanos se alejan.

-¿Qué opina de las candidaturas por firmas?

Hablo de mi caso: puedo ser o no de los inteligentes de Colombia pero me molesta que me crean pendejo. Yo escribí un tuiter al que titulé el “delfincito mentiroso”, que es la historia de un delfín que cree que por sangre y que su abuelo fue presidente ya tiene derecho a gobernarnos. Dice que luchará contra la corrupción cuando recorre el país recogiendo sin escrúpulos a personas totalmente cuestionadas en los departamentos. Creó un partido y ahora sale a decir que no le gusta y que se va por firmas de ciudadanos. Esos son los delfines que el pueblo colombiano va a derrotar en las próximas elecciones. Yo quisiera enfrentarme a esos delfines.

-¿Qué opina de Humberto de La Calle?

Humberto de La Calle es un gran colombiano que ha hecho dos cosas muy importantes: liderar la reforma constitucional que intentó modernizar al país y acercó los derechos fundamentales del ciudadano con la tutela y acabar una guerra. Humberto de La Calle representa lo mejor del pasado liberal, el problema es que los ciudadanos estamos buscando futuro y yo quiero ser lo mejor del futuro liberal.

-Si usted es candidato del Partido Liberal, ¿cuál será su bandera?

El fin de la guerra es importante y hay que mantener pero no puede ser el centro del debate. Colombia es mucho más que eso. Por eso propongo un cambio en el modelo económico. El actual en Colombia es perverso. Aquí la riqueza se consigue especulando con dinero o con tierra más que trabajando. Debemos enfrentarnos a ese modelo con uno que respete la ética del trabajo.

Yo quiero que lo que dé riqueza en Colombia sea el trabajo y no la especulación y las buenas relaciones. Donde podamos ser potencia en la producción agroindustrial de alimentos, pero para ello hay que crear un modelo tributario, unas tarifas de servicios públicos e infraestructura que haga que quien se meta a trabajar en el campo -pequeño o grande- tenga la posibilidad de desarrollar un proyecto de inversión.

Yo quiero un país que se la juegue por el turismo como industria, que marque diferencias, que no le dé miedo decirle al sector financiero que hay que meterlo en cintura. Un partido que el ciudadano -cuando lo vea- lo sienta propio y se identifique con él.

4 Septiembre, 2017